Viaje a la Sierra de Gredos de Year 9 curso 2017

Son las 9:45 de la mañana del martes, 26 de septiembre. El sol brilla, penetrando por las ventanas de los edificios y bañando el campo que nos rodea. Poco a poco, hemos pasado de los cinco grados  que hacía cuando el primer destello del amanecer nos despertó, aún envueltos por una semioscuridad latente, brevemente desorientados al encontrarnos en una habitación extraña, en una cama inusual, y dándonos cuenta de que estamos rodeados por nuestros amigos.

Viajes como este ofrecen mucho más que la oportunidad de aprender sobre Ciencia y Geografía directamente sobre el terreno. Nuestros estudiantes extraen una lección más profunda, algo que mantendrán consigo incluso tiempo después de que, recuerdos que consideraban imborrables, empiecen a desvanecerse. Los más seguros de sí mismos están aprendiendo a tener en consideración a los demás, empatizando y comprendiéndoles mejor. Descubriendo que permanecer en silencio no es falta de personalidad, valía o individualidad. Los menos seguros están aprendiendo que ser considerados es un atributo, no una debilidad. Y que la escucha, cuando es activa, puede ser una verdadera fortaleza.

Cobijados en sus camas, en habitaciones de seis y ocho compañeros, nuestros alumnos tienen la oportunidad de hablar con sus iguales, encontrando ciertas verdades compartidas a esas edades que, aunque diferentes en ocasiones, tienen más en común de lo que aparentan. Cada uno con sus propios miedos y aspiraciones. Algunos las manifiestan y algunos se las guardan para ellos mismos, unos están emocionados y otros más relajados, unos son más racionales, otros más creativos, unos más organizados y otros más desorganizados, a adoran hablar y otros prefieren escuchar. Todos somos humanos y, por este mismo motivo, todos somos valiosos.

La camiseta que lleva Silvia esta mañana lo expresa magníficamente: “No soy rara, soy edición limitada”. Cuarenta estudiantes disfrutan el inolvidable recuerdo de pertenecer una comunidad con un propósito. Unos cuantos días, breves, para aprender, reír y convivir juntos bajo el sol.