esen

Testimonios


Andrew McEachen

Profesor de ciencias en Secundaria

Trabajé por primera vez en Madrid entre 2004 y 2007, y me sentí al instante como en casa. En 2011 me dieron la oportunidad de volver a Madrid para trabajar en el colegio Hastings de Cognita como profesor de Biología. Desde entonces he seguido disfrutando de la vida aquí y me siento privilegiado de poder trabajar con un personal y unos alumnos tan motivados.

Alice Josselyn

Profesora de Year 1

Hastings es el primer colegio en el que he trabajado desde que me trasladé a España y no podía haber elegido un ambiente más acogedor. Hay un gran sentido de la familia y la comunidad en Primaria, lo que me ha ayudado a establecerme en mi nueva vida; los niños son educados, entusiastas y divertidos; el personal es comprensivo y amable.  He tenido el placer de trabajar con una maravillosa ayudante durante dos años, que ahora se está formando para ser profesora.
Éste es mi segundo año como profesora de Year 1 y he descubierto que lo más gratificante de enseñar a niños de esta edad es el progreso que realizan cada dia.  Para la mayoría, el inglés es su segunda o incluso tercera lengua y durante este año los he visto avanzar en el habla, comprensión, lectura y escritura del inglés.  Es absolutamente increíble y muy gratificante.

Laura Sutton

Profesora de Year 3

Después de sacarme el título de maestra de Primaria en el año 2005, trabajé en varios colegios con niños de 2 a 6 años en mi hermosa ciudad natal de Norwich, en el Reino Unido. Como intrépida viajera, me picó el gusanillo de viajar en 2007 y, tras varios destinos por todo el mundo, decidí que era el momento de intentar vivir en el extranjero.

Llegué al soleado Madrid en septiembre de 2013 y, aunque echo de menos a mi familia, no he mirado atrás desde entonces, porque adoro absolutamente vivir aquí. Ya he adquirido experiencia aquí tanto en el sistema de enseñanza público como en el privado y me he asentado en el colegio Hastings, donde imparto clases actualmente en Year 3. Me considero afortunada por poder disfrutar de mi trabajo enseñando a los encantadores niños que están a mi cargo.

La comunidad internacional de Madrid es grande y he hecho muchos amigos, disfruto la música en vivo, los viajes, la clases de zumba, disfruto del arte moderno y jugar al hockey en esta maravillosa ciudad y sus alrededores. También he tenido la oportunidad de retomar el ciclismo y aprender a esquiar, así como de intentar mejorar mi nivel de español.

Kerry Hazel

Profesora de KS2 y Creative Curriculum

Impartir clases en el extranjero es algo que he querido hacer desde que comencé en la enseñanza en 2008. Después de impartir clases en Inglaterra durante seis años, decidí que era el momento de perseguir esa ambición. Y había estado antes en Madrid de vacaciones, así que cuando surgió el puesto en el colegio Hastings lo vi como una oportunidad perfecta para vivir y trabajar en una ciudad dinámica y cosmopolita que me había encantado visitar.

Hastings es una comunidad que presta apoyo y que tiene el bienestar, la felicidad y el progreso de todos los niños en el centro de la diana. Trabajar aquí me ha ayudado a recordar por qué he decidí dedicarme a la enseñanza. Los niños son verdaderamente entusiastas, les encanta aprender y es sorprendente comprobar sus progresos, particularmente en inglés. Mis habilidades docentes y mi capacidad de control de la clase han mejorado, gracias a todo los que he aprendido de mis compañeros y, como coordinadora de Key Stage 2, he disfrutado también de muchas opciones de desarrollo profesional.

Marcela Fernández Lajús

Profesora de música

Mi carrera como profesora de música comenzó en Argentina en 1988. Me vine a vivir y trabajar en España hace doce años, y éste es mi octavo año trabajando en el colegio Hastings. Desde sus humildes inicios, el departamento de música se creó y ha crecido hasta convertirse en lo que es ahora. La presencia de la música puede verse en muchos aspectos del programa de estudios como el concierto de verano, los villancicos de Navidad y las asambleas de clase. Durante mi tiempo en el colegio Hastings, he descubierto que existe una comunidad muy solidaria, donde personal, niños y padres trabajan en colaboración en pos de los mismos objetivos. Hastings es un lugar donde todos los alumnos pueden desplegar sus alas y ser creativos, y como decimos en nuestras sesiones de música:

“¡La música nos une!”